El Arqueopterix, ave reptiliana cuyo fosil es el emblema de los estratos calizos del Jurásico y el Cretácico, la piedra de las canteras de Solnhöfen y Kelheim en Baviera, utilizada por Alois Senefelder como matriz de su "Impresión Química" en el origen histórico del descubrimiento trascendental de la Litografía... La Litografía!

SOBRE LOS CONTENIDOS

Aquí se encontrará, como enunciamos en nuestro título, un poco de todo sobre Litografía, como procedimiento de estampación tradicional y artístico. Apuntes técnicos dirigidos a nuestros alumnos y a aquellas personas interesadas en el tema. Datos históricos. Noticias e imágenes sobre artistas pasados y presentes. Tambien opiniones y cuestiones sobre las que reflexionar y debatir. Lo iremos construyendo poco a poco, por acumulación, pero intentando hacerlo sin demasiada pausa. Se irán sumando así temas, noticias y cuestiones.


Animamos , por tanto, a todos los visitantes a buscar con cierta paciencia lo que tal vez pueda ser de su interés y si no está todavía, quizá dentro de poco... y a comentar o aportar cualquier dato u opinión para que el blog pueda ser realmente util para el conocimiento de la Litografía.


____________________________________________

© Alfredo Piquer Garzón. Registro Propiedad Intelectual nº 89739 21/1/2000


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

TÉCNICA I


1.- Graneado de la piedra.-   
 ©  Copyrigth de todas las imágenes: Alfredo Piquer. Fotografías y Gráficos de Corel: Registro de la propiedad intelectual: nº 89739 21/1/2000 

Cuando hablamos de “granear” la piedra nos referimos a la acción de amolar, desbastar, erosionar, rebajar o disminuir el grosor de la placa de piedra, y además al acondicionamiento del grosor del grano de su superficie para que pueda ser dibujada de acuerdo a nuestro interés.

Granear la piedra implica ,pues, hacer desaparecer cualquier resto de imagen anterior y por tanto, cualquier resto de sustancias grasas integradas en la piedra por efecto del propio proceso litográfico, así como también y de modo importante, de toda la capa superficial de la piedra que, con un comportamiento opuesto, y por el efecto de preparaciones y “mordidas” anteriores, constituía la zona blanca e hidrófila de esa misma imagen anterior. Pero vamos por partes.

Elementos y materiales del graneado.

Para granear la piedra son necesarios algunos elementos. Las propias piedras litográficas en número de dos porque granearemos una contra la otra o una sobre la otra. El elemento abrasivo, que interpuesto entre las piedras condiciona por frotamiento la erosión y desbastado de ambas piedras, y el agua que sirve de medio fluído para permitir el dinamismo y la eficacia de la operación.

La pila de graneado.-

La necesidad de agua corriente condiciona que la operación deba ser realizada en la pila de graneado .La pila de graneado debe tener un ojo amplio o mejor más de uno con unos puentes o rejilla gruesa de madera, protegida de la humedad , que soporte las piedras y su movimiento firmemente. También , un desagüe de suficiente diámetro que garantice la eliminación de residuos.

Pila de Graneado del Taller de Litografía de la Facultad de Bellas Artes U.C.M.

Abrasivos.-

El abrasivo es el elemento que interpuesto entre las piedras y por el movimiento de estas produce, mezclado con agua, la erosión y el desbastado de sus superficies hasta hacer desaparecer toda una fina capa de la piedra que contiene los elementos grasos, la imagen, y los elementos hidrófilos, de un dibujo y proceso anteriores.
Los abrasivos pueden ser de varios tipos:

- Arena . Existen arenas de diversas procedencias. Arenas minerales , arenas de sílice o de “río”, las más abrasivas. El abrasivo usado en el graneado de las piedras debe responder a un “calibrado” previo para que los granos tengan grosor parecido y presionen por igual las piedras produciendo un graneado uniforme y nivelado. Para ello, es necesario tamizar o cribar la arena a utilizar, máxime si esta es una arena gruesa de sílice. Necesitaremos , pues unas cribas o cedazos , habituales en los talleres tradicionales de litografía, que , disponiendo de una rejilla metálica de trama determinada, deje pasar y espolvoree sobre la piedra los granos de arena de un calibre también determinado.

- Carburo de Silicio y Arena de Rutilo. El Carburo de Silicio o “carborundo” es un producto artificial, muy duro, con aspecto de polvo gris metálico, que se obtiene calentando en horno eléctrico una mezcla de arena de Silicio y Coque ( Obtenido de carbones de gran calidad y para la fabricacion del Arrabio en altos hornos. Por tanto, el carburo es también un material obtenido de residuo industrial. ). Despues del diamante es el más duro de los abrasivos conocidos. El carburo de silicio tiene la ventaja de comercializarse ya calibrado , denominándose los diferentes calibres con una numeración determinada. Cuanto más alto es el número, más fino es el calibre. Un calibre 80 es más grueso que un 120 y éste, que un 180 , por ejemplo, por citar algunos de los usados en litografía. La Arena de Rutilo es un material similar al Carburo, de tono rojizo.

• Apomazados . El apomazado es la operación final del graneado al que se recurre cuando se pretende una superficie en la piedra de gran pulimento que sea sensible a un gran detalle y matización tonal del dibujo. Se realiza con una piedra Pómez, como se sabe de origen volcánico , muy blanda y porosa, de corte plano que se va gastando en la operación, o bién graneando con Pómez en polvo.

Otras herramientas para granear.-

Otra herramienta para granear es el Levigador o “Borriquete”, un disco metálico grueso y pesado, que provisto de unos agujeros para evacuar el liquido del graneado, se maneja con un mango vertical que, situado en posición excentrica, hace girar el disco sobre la piedra y el abrasivo sustituyendo a la segunda piedra. Existe también con un motor eléctrico acoplado lo que conlleva un dispositivo para garantizar un graneado perfectamente nivelado. Su utilización requiere cierta práctica .



                                                                                                                     Levigador o "Borriquete"

Método de trabajo.-

Situada la piedra en la pila de graneado sobre los puentes o rejilla de madera, se lava con agua, eliminando suciedad e impurezas y se mantiene húmeda. Se puede granear con el “borriquete” o con otra piedra, siendo únicamente más cómodo el borriquete para las piedras más grandes. Usar otra piedra permite granear las dos a la vez; sin embargo, una piedra mucho más pequeña que la otra tiene el riesgo de un graneado desigual, al no abarcar la totalidad de las superficies en el movimiento de graneado y no garantizar una presión uniforme .

En teoría, con piedras de tamaño idéntico y peso muy similar, el dibujo de la piedra superior desaparecería más rápidamente que el de la inferior. Por tanto, el dibujo más denso debería ser colocado encima y a mitad del proceso invertir la situación de las piedras.

De cualquier modo, hecha la opción de granear con otra piedra y humedecidas ambas, se espolvorea el abrasivo sobre la inferior. La mezcla de abrasivo y agua debe tener consistencia pastosa, no demasiado seca, siendo esta proporción muy importante. Solo la experiencia indica la cantidad de abrasivo y agua. Mucha cantidad de abrasivo dificulta el graneado impidiendo un movimiento contínuo de las piedras y demasiada agua lo hace en inútil en parte diluyendose el abrasivo y vertiéndose por los lados . Finalmente se coloca la segunda piedra encima .

Se empieza el graneado con los calibres más gruesos de material abrasivo. Si es arena, tamizada con una criba gruesa y si carburo, con un calibre de numeración baja. Seguiremos sucesivamente con calibres más finos hasta conseguir la superficie deseada. El grano resultante en la superficie de la piedra depende directamente del calibre del abrasivo utilizado.

Un calibre grueso de carburo puede ser desde un 60 o 70. Un procedimiento standard puede ser empezar por uno de esos calibres hasta que el dibujo anterior haya desaparecido de la piedra y ha sido reemplazado por su imagen negativa.

Movimiento de la piedra.-

El término granear es casi sinónimo del movimiento que se realiza con la piedra superior para producir el frotamiento para su erosión. Este movimiento ha de ser de tal forma que garantice perfectamente la uniformidad de su nivel. La piedra debe ser rebajada en un grosor idéntico para que toda su superficie quede perfectamente plana y nivelada. Ello es esencial posteriormente en el proceso de estampación.
Para lograrlo, el desplazamiento de la piedra superior debe abarcar la totalidad de la superficie de la piedra inferior con uniformidad y con recorridos bién repartidos. Un movimiento típico es el que hace describir a la piedra superior un trayecto en forma de ocho (8) sobre la inferior. (ver gráfico) Un doble número de pasadas por el centro de la piedra puede condicionar , sin embargo, un graneado más rápido en esa zona y finalmente también una depresión en la piedra. Es habitual ver un círculo blanco en medio de la imagen antigua al empezar el graneado. Este problema puede ser compensado a base de movimientos circulares en la periferia de la piedra y de menor diámetro en toda su superficie. (Ver gráfico)

En un momento dado, el movimiento de la piedra superior comienza a costar progresivamente mayor esfuerzo. Es señal de que el abrasivo se está gastando, la humedad desaparece y las piedras comienzan a pegarse. Es preciso levantar la piedra superior (debe ser movida corriéndola hacia un lado) lavar ambas piedras con agua abundante , bajo el grifo de la pila y con esponjas limpias, y escurrirlas y tras comprobar el efecto del graneado renovar agua y abrasivo en la misma cantidad que al comienzo y repetir la operación varias veces.

Imagen “negativa”.-

Cuando la capa de tinta de la imagen anterior ha desaparecido por completo por efecto del graneado queda , todavía, sin embargo, en la piedra una especie de negativo de la misma imagen ya que se ve más clara que el propio tono de la piedra. Ello es debido a que en la zona de imagen hay sustancias grasas que condicionan una menor absorción de humedad. Hay, por tanto, que seguir graneando hasta hacer desaparecer esa imagen negativa y, consecuentemente, toda la capa de piedra que la rodea que, por el contrario, tiene propiedades hidrófilas por la acción del mordiente químico a que fué sometida

Imagen "negativa" todavía en la piedra.

Será preciso renovar el abrasivo un número de veces y proceder al lavado a conciencia de la piedra, ya que restos de granos más gruesos o partículas de piedra pueden producir rayados. Por tanto los distintos calibres de abrasivo deben ser guardados con gran cuidado en su separación.

La velocidad de desaparición de imágenes viejas en las piedras al granearlas depende también, entre otros factores, al tiempo que esas imágenes hayan permanecido sobre las piedras. La grasa de imágenes anteriores penetra en el poro de la piedra poco a poco y su grado de penetración será mayor cuanto mayor sea su permanencia en ella. por tanto, costará más tiempo y trabajo granear una piedra cuya imagen es vieja que otra con una imagen reciente.

Como se ha explicado, desaparecida la imagen vieja por completo el graneado continua con un calibre bastante mas fino. Se trata de producir una superficie mucho más lisa que acepte calidades de dibujo mucho mas detalladas y matizadas. Hay que granear con un calibre de 180 a 220. Ello suele ser suficiente para la mayoría de los trabajos. La diferencia de textura y de grueso de grano en la superficie de la piedra podrá apreciarse a simple vista.

Rayados.-

El riesgo de rayado de las piedras es mucho mayor en el momento en que se cambia el calibre del abrasivo por uno más fino para alisar el grano de su superficie. Es frecuente que mezclados con los granos finos del nuevo calibre queden restos de abrasivo grueso en las aristas de las piedras o en las esponjas de lavado. La diferencia de presión que ejerce un grano grueso con respecto al soporte general de los granos finos raya las piedras.


Cuando la piedras está graneadas se lavan y se escurren con una esponja limpia. No interesa dejar secar las piedras encharcadas porque los residuos del graneado podrían estorbar después el dibujo. A partir de este momento convendrá no tocarlas o en todo caso sino muy levemente y con los dedos limpios y secos. Cualquier mancha de grasa o sudor, aun invisible ahora, podrá reaparecer más tarde como imagen tras el proceso y el entintado.

Aristas.-

Las aristas de la piedra deben ser ahora cuidadosamente redondeadas con una lima gruesa, por ejemplo, (también piedra pómez o un trozo de piedra). No se trata de producir un bisel plano sino de redondear la arista.



Nivelado de la superficie de las piedras.-

En este punto las piedras deben ser comprobadas para determinar si su superficie está verdaderamente nivelada. Un graneado incorrecto puede dar lugar a piedras concavas, con depresión en su centro o a piedras convexas, deprimidas en sus bordes. Las piedras que tienen depresiones o son más gruesas por uno de sus lados darán estampaciones desiguales, intensas en unas zonas y faltas de presión en otras.

No son tampoco infrecuentes piedras graneadas en declive, más gruesas en un lado que en otro, lo que implica un aumento o disminición progresivos de presión en la estampación, según esté colocada la piedra de un lado o de otro. En el primer caso, la presión de la prensa va aumentando durante la estampación hasta que no es posible continuar, a riesgo de partir la piedra, y la estampa queda a la mitad, perdiendose. En el segundo, la presión disminuye con lo que parte de la estampa queda pobre y estropeada. Una solución de urgencia consiste en colocar la piedra de lado en el carro de la prensa puesto que la cuchilla, móvil y articulada en torno a un único eje central, girará y se adaptará al ángulo del plano de la piedra, y con todo, el problema puede todavía estribar en que tal vez no existan en esos lados márgenes en la piedra para apoyar la cuchilla de la prensa.


2.- Elementos de Dibujo.-

La Goma Arábiga.-


La Goma Arábiga es una resina vegetal producida por un tipo de Acacia que se dió y se explotó originariamente en la región de Kordofán en Sudán, Africa. La Goma Arábiga se caracteriza esencialmente por su extraordinaria solubilidad y afinidad físico-química con el agua.

Es uno de los elementos fundamentales en el proceso litográfico. Es preciso hablar de ella con extensión y entender bién sus características y su actuación en el proceso de la litografía. Tiene incidencia y está presente en cada uno de los pasos del proceso de la matriz litográfica y en las técnicas utilizadas para su realización y estampación. Todo ello es objeto de explicación mucho más detallada a lo largo de toda nuestra explicación sobre la litografía pero, de momento, y a la hora de hablar de materiales , técnicas y modos de dibujo en litografía empezaremos por saber que la Goma Arábiga tiene esencialmente la capacidad de condicionar la capacidad de retención de agua y por tanto de rechazar la grasa de la tinta, aún de modo parcial, en los blancos o zonas no dibujadas de la piedra por su cualidad hidrófila y que cuando forma una capa seca sobre ella protege, reserva o bloquea la superficie que ocupa de la incidencia de cualquier material graso como lo es el propio material de dibujo litográfico.


La piedra recién graneada está lista para ser dibujada. El material de dibujo, del que hablaremos a continuación, proporcionará los trazos , las manchas, las calidades, en definitiva, la imagen a estampar de tal forma que cualquier punto o zona no dibujada en la piedra será también un blanco en la estampa.

Goma Arábiga en piedra , en polvo y líquida.



Reservas en la piedra.-

Podremos pues dibujar en directo, con libertad, una imagen exenta sin bordes definidos o irregulares sobre ella , como si se tratase de un papel. Toda zona no dibujada será por tanto blanca en la estampa. Pero podemos también recuadrar o delimitar previamente y con precisión la zona donde queramos que el dibujo se enmarque para que sus limites y margenes queden bién definidos. Ello es posible mediante la reserva de los margenes de la piedra cubriendolos con una capa fina de Goma Arábiga.

Es preciso volver a hablar, en el contexto de los métodos de dibujo, de la Goma Arábiga. Como sustancia esencialmente hidrófila desensibiliza la matriz litográfica donde se aplica, aunque como se verá, parcialmente y no de modo suficiente ni definitivo. De ahí la posibilidad, ya mencionada, de hacer reservas y por tanto zonas blancas usando goma. Muchas variaciónes de estos métodos pueden ser válidas. Por ejemplo los salpicados; de los que también se ha explicado el riesgo de que las gotas diminutas de goma se sequen y no se vean con lo que puede ser muy facil bloquear demasiado y producir grandes blancos no deseados.

Cuando la tinta se extiende entre las zonas que han sido reservadas, al no afectarlas, éstas permanecen blancas en la imagen estampada. Sabiendo que las tintas de dibujo deberán ser disueltas en un medio graso porque el agua disuelve también las reservas de goma y el bloqueo sería entonces inutil o aleatorio.

La goma Arábiga puede usarse de dos maneras:

- Goma Arábiga sola, como tal, sin adiciones de ácido para reservar o bloquear simplemente la piedra o la plancha y obtener blancos preestablecidos en los margenes o en zonas interiores del dibujo.

- Goma Arábiga acidificada usada simultaneamente como reserva y como mordiente con lo que los blancos no necesitarán ya ser desensibilizados.

La goma arábiga es el elemento más frecuentemente usado como bloqueo o máscara, acídificada con ácido nítrico en el caso de las piedras o fosfórico en el caso del metal, desensíbilizando la piedra donde ha sido aplicada. Debido a su propia consistencía y grosor de capa puede servir simplemente como barrera física aunque en una capa demasiado gruesa podría quebrarse y dejar la piedra al descubierto.

De cualquier manera, en los dos lados de la piedra que vayan a quedar paralelos a la cuchilla de la prensa cuando sea colocada en el carro para su estampación, deberemos necesariamente reservar con goma o bién respetar en blanco dos franjas de ancho suficiente para poder apoyar la propia cuchilla de la prensa en los momentos inicial y final de la estampación. Dibujar la piedra hasta el borde implica la obligación de apoyar la cuchilla sobre la propia imagen y, como resultado, la estampación sumamente defectuosa de esa zona.

El margen de Goma puede ser establecido con un algodón o muñequilla y a pulso, intentando que sus lados sean lo más rectos posible. O bién trazar previamente un rectángulo o recuadro en la piedra con un material de dibujo no graso en absoluto y lo mas ligera o debilmente utilizado que nos sirva de guía precisa para proteger después su zona exterior hasta los bordes de la piedra con goma.



Dibujo de la piedra.  Materiales .-

Las piedras litográficas , aún no siendo demasiado grandes, pesan bastante. Será más fácil tener cierta capacidad de movimiento alrededor , a la hora de dibujar, que moverlas continuamente para cambiar su ángulo en la mesa. Situada la piedra en un lugar bien iluminado, será útil apoyarla inclinada sobre un taco de madera para evitar brillos y reflejos en su superficie, por lo demás de calidad mate debido a su grano. Hay que evitar tocarla, ya que las marcas de grasa (huellas de los dedos típicas) o de saliva la mancharán, aconsejandose tapar la piedra de algún modo cuando el trabajo se interrumpa.

Otra previsión importante es que, en litografía como en otros medios de estampación, la imagen resultante es especular o simétrica al dibujo original en la matriz y, por tanto, aparecerá invertida en la estampa, lo que puede alterar la intencionalidad del trabajo. Deberemos tenerlo en cuenta a la hora de planearlo. Un espejo puede ser de ayuda al principio.

A veces es necesario esbozar o abocetar el tema que va a ser dibujado sobre la piedra, para, sobre un encaje previo ir sobre seguro, o bién, como se ha explicado, establecer de antemano la zona de los márgenes de goma arábiga, o establecer marcas o líneas de guía o auxiliares a los registros (para estampación en color,por Ej.).

Para ello no deberían usarse , en teoría , ni lápices de grafito ni papel carbón (calcos de máquina de escribir) porque ambos depositan grasa en la piedra y pueden producir imagen impresa ( de un modo tal vez algo imprevisible y aleatorio porque no podremos tener en cuenta la intensidad ni la dureza del lápiz ni su relación correcta con la fuerza de la preparación mordiente utilizada) sino, o un lápiz sanguina, más adecuado a este fin porque sus ingredientes son inertes a la reacción química y su color se diferencia del dibujo en negro definitivo o mejor todavía un lápiz de color. (Si la mina del lápiz es soluble en agua, como los llamados acuarelables, tendremos la garantía de un lápiz en absoluto graso y con la ventaja de ser relativamente duro y perfectamente visible)

Siendo este criterio básicamente válido, la práctica demuestra que un lápiz de grafito duro usado de forma tenue servirá ,con todo, para este fín puesto que la mayoría o totalidad de sus líneas quedarán despues cubiertas por el propio material de dibujo litográfico. Sin embargo, una creta cualquiera o una tiza usada para este fín dejará sobre la piedra una cantidad de polvo tan excesiva al dibujar que después impedira un dibujo cómodo y de buena adherencia con el material de dibujo litográfico. ( Existen tizas “Antidust” o “anti polvo” que evitan en parte este problema).

Habrá que tender, por tanto, a esbozar sobre la piedra del modo más ligero y tenue posible. En contra de lo preceptivo, nos inclinamos , por tanto, por un grafito duro, siempre muy suave, o, desde luego, por un lapiz de color, de punta dura y afilada. Un esbozo, o encaje previo sobre la piedra debe ser solamente eso y la piedra debe ser dibujada. desde luego, con material específicamente litográfico.

Materiales de dibujo litográfico.-

El material de dibujo en litografía es especial porque tiene una misión fundamental: producir una imagen grasa integrada en la superficie de la piedra. Los componentes del material de dibujo son,pues, esencialmente grasos. Se descomponen por la acción del mordiente ácido y se enraízan en la piedra constituyendo una zona de imagen que corresponde con exactitud a lo dibujado y que supone la memoria y la referencia permanente para conseguir entintados iguales y, por tanto, estampaciones iguales a lo largo de la totalidad de un tiraje.

A la vez, su pigmento siempre es negro porque tiene por objeto proporcionar visualmente una noción clara de las escalas tonales y las calidades de lo dibujado en relación a las cantidades y proporciones de grasa depositadas en la piedra y que constituirán realmente la imagen a entintar y estampar, de manera que la imagen resultante, sea, una vez entintada, idéntica a la dibujada.

Diferentes materiales de dibujo litográfico: crayones, lápices, barras y tusches.


Al ser la litografia en la actualidad una técnica utilizada exclusivamente para fines artísticos, la demanda de sus medios es escasa. No hay , pues , apenas , fabricantes de sus materiales ni son estos fáciles de encontrar en el comercio. Hay que hablar solo de unas pocas marcas que tienen distribución en Europa y de manera aún más limitada y esporádica en España. Solamente la casa Charbonnel de París mantiene cierta continuidad en la fabricación y distribución de material litográfico, en general, con una buena calidad pero que, por otro lado, no tiene demasiados competidores.

Supone una excepción el caso de los lápices de dibujo de la marca “William Korn’s” (U.S.A.) y que se han convertido, asimismo en emblemáticos. Solo algún nombre más se puede añadir aunque referido ya a algún material de caracter muy específico.

Posibilidades plásticas.-

La litografía es, con seguridad, la técnica de estampación que permite un trabajo más directo y que traduce con mayor inmediatez y fidelidad el trabajo de dibujo, en toda la amplitud de la acepción que el término puede tener. Es también, y en ese sentido, la más versatil y variada en cuanto a las posibilidades expresivas y de dicción plástica.
Los materiales de dibujo en litografía son , sin embargo y como se ha dicho, especiales pero en lo que se refiere exclusivamente a sus ingredientes y componentes cuya misión es depositar una huella grasa en la matriz litrográfica. Por lo demás son propiamente materiales de dibujo como tales.

La litografía es, pues, una técnica directa y positiva , que traduce los trazos, las calidades, las texturas o las escalas tonales, de manera inmediata en una gama de recursos de amplitud inmensa, con fidelidad total , solo limitada en pequeña medida por las características propias de su proceso y la tipología y comportamiento de las tintas de estampación .

Los materiales en el dibujo de la piedra son, pues, lápices, barras y tinta litográfica, basicamente en forma sólida o líquida cuya versatilidad de utilización los adapta a cualquier técnica y forma de expresión plástica. Además otros medios diversos, que mencionaremos, pueden “funcionar” como materiales de dibujo litográfico porque su composición similar los adecúa a los principios de la litografía.


Tintas de dibujo litográficas.-

Por tanto, quedan casi explicadas las formas de la tinta sólida de dibujo en Litografía. Casi cualquier tipo de material de dibujo puede ser diluido para obtener una tinta de dibujo. Si sobre una zona de dibujo intenso de lápiz o barra se pasa un pincel con agua se obtendrá con seguridad un negro plano. Si sobre una zona de dibujo intermedio o tenue se pasa un pincel con agua, una mordida adecuada producirá una aguada en la estampación etc. . ( La pasta y la barra pueden ser también diluidas en agua frotándolas contra un plato después de haberlas calentado y añadiéndoles agua y mezclando despacio con el dedo o con una brocha.)

Aparte de ello, algunas marcas fabrican, no ya trazadores sólidos con posibilidad de dilución, sino tintas de dibujo como tales. Algunas tintas de dibujo se suministran envasadas en botes pero en estado sólido. Tienen la posibilidad de ser calentadas “al baño María” para licuarlas y utilizarse en la proporción que convenga. O bién, ser disueltas en el propio bote del envase, por lo general metálico, también con la cantidad de diluyente que convenga y que será colado después en otro recipiente. ( De lo contrario la tinta se concentraría cada vez más) En este último caso debe respetarse y mantenerse siempre el mismo tipo de diluyente en contacto con la tinta. O agua o un diluyente graso pero nunca mezclarlos. Tintas de dibujo de calidad probada son las Charbonnel que tienen bajo el nombre genérico:   -Dessinateurs o Drawers-,  las diferentes denominaciónes de High Grade o Coverflex, según su finalidad.

Otros medios.-

Otros medios ajenos por completo a la litografía pueden proporcionar , sin embargo, imagen sobre las piedras o las planchas. Unos, porque su impronta o huella es suficientemente grasa como para convertirse en zona de imagen , otros , como las lacas y barnices de alcohol, ( la Goma Laca si es una sustancia usada tradicionalmente en Litografía para obtener negros planos) obturan el grano de la matriz y suprimen así radicalmente su capacidad de retención de humedad ( aún despues de su desensibilización con las preparaciones ácidas ¡ ) a la vez que comportan una superficie no absorbente que resulta inmediatamente encrófila o afín al medio graso de la tinta de estampación. ( Es el caso de los actuales “rotuladores” cuyo medio sea el alcohol)


1 comentario:

  1. shanomenor@yahoo,es12 de octubre de 2010, 4:01

    excelente blog.. aqui pude entender muchisimo acerca de esta tecnica...

    ResponderEliminar